Duelo por la muerte de la escritura a mano