LOS ALUMNOS

María, Lola, Rosa, Alicia, Natalia, Mila, Vanessa, Sole, Alessandra, Juan, Carlos, Lola, Merce, Gemma, Ali, Mª Jesús, Fran, Marga, Aida, Claudia, Marta, Mayte, Raquel, Isabel, Almudena, Raquel, Araiz, Florencia, Ana, José Manuel, Loreto, Andrés, Mangie, Pat, Cristina, Sergio y Claudia, Marta, Luis, Lucía, Patricia, Pooja, Abril y Nuria, Meme, María, Carmen, Lidón, Roberto, Claudia, Raúl, Sonia, Marta, Elisa...

Sirvan los nombres de los alumnos de un mes cualquiera para representar a tantos que pasaron, siguen y pasarán por nuestra mesa. Nuestra adorada "tribu deletras".

SIEMPRE EN MARCHA

Prácticas en clase, pruebas, ideas, proyectos... ¡aquí nunca nos paramos!

Después de aprender cada estilo de caligrafía, trabajamos con todo tipo de inspiraciones y herramientas para crear desde el principio piezas interesantes, que nos permitan avanzar en el dominio de la escritura artística.

Cada trimestre se propone un nuevo programa, dividido en ciclos de seis semanas, en los que regresamos siempre a las bases de la caligrafía clásica, intentando darle siempre un enfoque actualizado.

En las sesiones semanales se reciben pautas e ideas, y se revisa el trabajo hecho en casa. Es muy enriquecedor trabajar en grupo y ver los progresos de cada uno.

La creatividad es otro de los pilares fundamentales de nuestra enseñanza: autores, corrientes, estilos, técnicas... nada escapa a nuestras ganas de rodear las letras de los mejores recursos para hacerlas brillar.